Cuevas de Busot

Las cuevas de Busot, también conocidas como las Cuevas de Canelobre son quizá el mayor atractivo de la región de Alicante, ubicadas en Busot, son unas impresionantes cavidades formadas naturalmente que estar por lo general abiertas al público en general.

Maravillosas cuevas de Busot

Si tu deseo es hacer expediciones o turismo rural en tu visita a Busot, entonces no puedes perderte visitar estas asombrosas e imponentes cuevas.

La entrada en estas cuevas tiene un precio bastante accesible tanto para adultos como para niños, y además te cubren a su vez una visita al Museo de Música Étnica. Siendo un paseo por la cueva y el conocimiento de esta cultura algo que no puede perderse.

Orígenes de las cuevas de Busot

Las cuevas tienen su formación desde hace aproximadamente 145 millones de años, lo cual es sumamente impresionante, durante una época que es conocida por el nombre de Jurásico Superior. Aunque se tiene entendido que fueron descubiertas por los pueblos árabes en inicios del siglo X.

Durante la Guerra Civil estas cuevas fueron frecuentemente usadas en la reparación de aviones, creando una cueva que les permitía el acceso. Cueva que existe hasta el día de hoy.

Fue abierta al público que deseaba conocerlas a finales del siglo XX, a partir de allí cualquiera que desee visitar estas asombrosas cuevas, podrá disfrutar de casi 80.00 metros cuadrados al explorarla.

Aparte de visitar las cuevas, también se llevan a cabo una serie de actividades a sus alrededores, los más osados aventureros podrán hacer espeleología a sus alrededores, claro está, con los equipos necesarios.

También hay senderos que pueden transitarse ya sea con ayuda de un guía o explorándolas por tu cuenta.

Gracias a la buena acústica que tienen las cuevas, seguidamente suelen organizarse conciertos de música, desde la étnica hasta la contemporánea.

Sin lugar a duda, es un lugar digno de visitar y si deseas una experiencia con aun más aventura, puedes ir el Octubre, mes en el cual se organiza un recorrido en bicicletas de montaña, donde podrás sacarle el máximo provecho a tu visita a las cuevas al disfrutar a su vez el paisaje que luce fuera de ellas.